Pagar deuda 345 millones $ a Empire Keeway a través del Fondo Chino

Industrias
Mié, 08/27/2014 - 17:00
Propone Humberto Ortega, presidente de la junta directiva de la referida ensambladora

 

La empresa ensambladora Empire Keeway le propuso al Ejecutivo nacional honrar la deuda que mantienen con la casa matriz en el exterior a través de la disponibilidad del Fondo Chino.

Humberto Ortega, presidente de la junta directiva de la referida ensambladora manifestó que “hemos elevado esa propuesta con la intención de no impactar las reservas líquidas en el Banco Central”.

Recordó que la empresa creó un fideicomiso en el Banco Exterior a modo de garantía con la casa matriz en China. “En ese fideicomiso existen los bolívares que se corresponden al monto de esa deuda”.

Añadió que las empresas llegan a un acuerdo con el Ministerio de Industrias donde se les autoriza a comprar piezas y es ahí donde adquieren un compromiso de pago con los proveedores en el exterior. “Ese compromiso no lo ha honrado Empire con esa casa matriz en China”. Enfatizó que de los 840 millones de dólares que le deben al sector, 345 le corresponden a la empresa que representa.

Dijo que actualmente producen a un 10% de la capacidad instalada, lo que afecta la plantilla laboral de la empresa que asciende a más de 950 empleados.

Cierre de Bera

La falta de entrega de los dólares al sector de ensambladoras hace que las dos plantas de Corporación Kuri Sam, productora de las motos Bera, puedan cerrar dentro de un mes, cuando se estima se agoten los inventarios de material, como consecuencia de la escasa asignación de divisas y los retrasos en la liquidación de éstas, amenazando con la estabilidad laboral de más de 800 empleados.

“Solo queda material para un mes y después de eso tendremos que cerrar”, afirmó una fuente de los trabajadores que mantuvo su nombre en reserva, y añadió que la promesa hecha por el Gobierno de que la empresa trabajaría este año a 100% de su capacidad, aún o ha sido cumplida.

A mediados de junio pasado, fuentes de la Corporación Kuri Sam indicaron que debido a la reducción de los inventarios la compañía se encontraba laborando a 40% de su capacidad, manteniendo el ritmo de producción al mínimo posible a fin de extender el poco material disponible.

La misma fuente precisó que la producción está prácticamente paralizada desde hace tres semanas. “Se está trabajando pocos días a la semana y son muy pocas las unidades que se está ensamblando”, acotó, al tiempo de agregar que desde la semana pasada han realizado protestas ante la Gobernación de Aragua para exigir la mediación del mandatario regional, Tarek El Aissami, ante las autoridades nacionales a fin de lograr la asignación de divisas que permita reactivar la manufactura.

Durante una visita a la fábrica de Bera, en mayo pasado, realizada por el ministro de Industrias José David Cabello, y el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, se anunciaron la asignación de recursos suficientes para elevar la producción a 1.200 unidades diarias, con lo que se conseguiría la meta planteada por la firma de ensamblar este año 230.000 unidades en dos turnos de trabajo.

No obstante, la promesa no se ha materializado. De hecho, de los $230 millones que la empresa necesitaba este año para cumplir sus objetivos, apenas ha recibido seis millones de dólares, otorgados a través de una subasta del Sicad I a mediados de julio pasado; es decir, la firma solo ha recibido 2,6% de lo requerido.

“Estamos muy preocupados porque pasan los días y no vemos que se concrete la ayuda para reactivar las plantas”, refirió la fuente.

Todavía cuando los dólares necesarios fueran asignados de forma expedita, tendría que transcurrir al menos dos meses antes de que el material de ensamblaje proveniente de China estuviera disponible en el país, por lo que se da por un hecho que la factoría de motos aragüeña deberá suspender sus actividades en breve.

 

Galería de Fotos